El gran circo mundial

Debo ser yo que no entiendo suficientemente bien cómo funciona la ONU, la OTAN, la UE y la llamada Comunidad Internacional. Y lo digo sin ápice de retranca. De verdad que debo ser yo que no entiendo en profundidad los recovecos de los organismos supranacionales. Tal vez, comprendiéndolos en toda su extensión, podría responderme a mí mismo las preguntas que me asaltan cuando contemplo cosas como la de Libia. Pero como no tengo esa capacidad, me quedo en los superficial, en la básica observación de un comportamiento -el de Occidente- ante un problema -el de Libia- y me veo sorprendido por actitudes, comportamientos y reacciones inexplicables, tontas y, lo que es peor, hipócritas.

En realidad todo esto no debería sorprenderme, lo sé. Sí, ya lo sé, políticos, intereses, dinero… De qué me extraño a estas alturas. Pero es que se empeñan en hacernos reflexionar en voz alta por enésima vez. Es como si Occidente se hubiera quitado definitivamente la careta y ya no tratase de disimular su hipocresía. Es como si el mundo se hubiera rendido ante su estúpido y demagogo funcionamiento y conviviera con ello sin despeinarse. Total, ya se sabe, políticos, intereses, dinero…


Un pueblo, el libio, se echa a la calle. Su dictador, un tipo que llevaba años oprimiéndoles pero que aun así contaba con el trato de favor, la colaboración y la simpatía de los gobiernos occidentales, les reprime de una manera salvaje: los bombardea. De acuerdo, que cada país se las arregle, que las injerencias sean las mínimas, pero si algún sentido final tienen estas estructuras globales, es frenar genocidios o matanzas. Y ésta lo era. Pero los intereses sujetan a los Aliados, que no intervienen. Y estalla una guerra civil. El mundo clama porque intervengan, pero lo tienen que discutir. Ahí me pregunto yo si no tienen ya prediseñados protocolos y resoluciones para este tipo de casos y así poder actuar al instante. Porque una bomba cae muy rápido, y cuanto antes se pare, mejor para los que están debajo esperando ayuda. Pero no. La ayuda no llega y cuando la guerra civil está a punto de terminar, entonces la ONU sí actúa. Pero no todos, sólo algunos aliados. Y atacan.

Bueno, menos mal. Intervienen. Tarde y mal, pero allá van. Pero, ¿con qué fin? La idea era cerrar el espacio aéreo libio para que Gadafi no pueda bombardear a su pueblo. Pero resulta que no está tan claro. Y me ocurre una cosa curiosísima, que nunca me había pasado. A medida que leo y trato la información para mi medio, empiezo a no comprender cuál es el objetivo  de la ofensiva. Y busco, y leo, y releo… pero no por curiosidad (que también), si no porque debo dar un enfoque al tema y no sé, nadie lo explica, cuál es el objetivo de la operación. ¿Lograr un espacio de exclusión aéreo o eliminar a Gadafi? ¿Proteger a los civiles o ayudar a los rebeldes? Ni una respuesta. Las webs y periódicos se limitan a informar de los hechos, pero no reparan tampoco en por qué están teniendo lugar estos hechos. Y a medida que pasa la tarde, empiezo a ver que la gente que sigue el conflicto se hace la misma pregunta (probablemente la pensaron antes que yo, pero cada uno dudaba en soledad). Y no sólo eso, si no que, y permitidme las exclamaciones ¡los propios países que han decidido atacar, tampoco saben qué están haciendo exactamente! Y la cosa comienza a tornarse ridícula.

Reino Unido dice a las 13:00 horas que el objetivo es eliminar a Gadafi. Tampoco tenían que decirlo, el domingo habían bombardeado su residencia en Trípoli. Pero EEUU responde casi a la vez y dice que es “insensato” pensar que ése es el objetivo. De ninguna manera. El fin de esta ofensiva, dice EEUU, es proteger a los civiles. Sobra recordar que ambos están aliados y colaboran en esta ofensiva. Francia dice que la OTAN tomará el mando pronto, pero la OTAN ni se menea, porque Alemania, China y Rusia no apoyan esta intervención e incluso Putin la tilda de “cruzada medieval”. La cosa sigue enredándose: Noruega dice que sí, que envía los aviones, pero que no dará orden de que ataquen hasta que se especifique cuál es objetivo de la operación. Ahí siguen en el hangar esperando. E Italia se harta, y dice que o entra la OTAN a aclarar esto, o retira sus bases y ordena a sus aviones que no disparen. A Obama esta patata caliente le empieza a quemar y dice que “en pocos días” pasará el liderazgo de la ofensiva a otros países.

El ridículo a estas alturas es mayúsculo, pero no pasa nada. Los aliados siguen a lo suyo, atacando, aunque sin saber muy bien el qué. Los palestinos, a todo esto, alucinan, porque ven cómo aplican un severo correctivo a Gadafi por incumplir resoluciones de la ONU, mientras a Israel se lo perdonan. Es entonces cuando al ridículo se le une lo hipócrita,  los intereses de Occidente por deshacerse de Gadafi ya apestan a kilómetros. Bombardean sin poder explicar por qué lo hacen.  Y a lo ridículo y a lo hipócrita, se une lo trágico, porque en Libia sigue muriendo gente, siguen estallando las bombas y siguen volando las balas. Es muy fácil hablar, escribir o discutir aquí, pero allí hay gente que cuenta cada minuto, porque el siguiente puede ser el útimo. 

Pactos, coaliciones, organismos, comunidades, alianzas… Papel mojado. ONU, OTAN, Aliados, Comunidad Internacional… Palabras. No hay nada decidido ni pactado entre las naciones, no hay reglas escritas, no hay jurisdicción, no hay protocolos, resoluciones ni leyes internacionales. Nadie dice cómo debe funcionar el mundo pero tampoco nadie dice que si debe funcionar al libre albedrío entonces deben desaparecer organismos supranacionales. Nadie dice nada.

Sólo esperan y especulan hasta que aparece un conflicto y sólo entonces actúan improvisando, sin leyes que les respalden o con leyes que se puede moldear a cada caso según convenga. A nadie le interesa que el mundo funcione mejor. Es todo una gran farsa, una gran mentira inútil y demagoga que si no fuera por el dolor y la inusticia que causa, sería hasta cómica. Libia es el último ejemplo.

Sí, ya sé, no debería sorprenderme. 

Anuncios
El gran circo mundial

3 comentarios en “El gran circo mundial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s