Análisis de la irrealidad: "El desmayo de Lopetegui"

Todo un clásico, digno de revisar. He aquí uno de los momentos más importantes de la historia de la televisión española.

Un siempre dubitativo Lopetegui, aquel portero de mirada huidiza, decide dar el salto a la televisión, un mundo tal vez demasiado grande para este hombretón de limitados recursos y fácil impresionabilidad. La presión le puede. Los focos, el minuto de gloria, la carrera por la audiencia… es demasiado para Lopetegui, que cae de espaldas bajo el peso de la realidad. He aquí un análisis, llevado a cabo por Jacobo Varela, compañero inestimable del gallinismo con ruedas, y un servidor, en homenaje a este guardameta de cara de roble y cuerpo de roedor.

Desmayo de Lopetegui
(Es necesario verlo completo y con la máxima atención, antes de proseguir con el análisis)

A continuación, y tras visualizar la histórica caída, exponemos el análisis sesudo y cuasi-minutado, de lo que para muchos mortales podría ser un simple desmayo pero que para el gallinismo con ruedas es, sin duda, mucho más. Mucho más.

Secuencia de acciones merecedoras de análisis:

1) La fuerza con la que arranca Lopetegui. Esa ilusión, modulando su voz peregrina, similar a la de Mickey Mouse. Todo lleno de buena intención. Nos imaginamos a su familia, los Lopetegui, enfrente de la tele, diciendo, “qué bien lo está haciendo el chaval…”

2) La frase, “evidentemente, esta máquina es multifuncional”. Esta frase marca el punto en el que Lopetegui ya no es él. Habla, sí, pero no está pendiente de lo que dice. Ya sólo piensa en no desmayarse: “es mi debut televisivo, no me puedo ir al suelo”. Su padre, en casa, ya lo ve: “está vencido, se cae”.

3) La serie de frases que dice a partir de aquí: “Sabemos, también, que evidentemente este Mundial, España está por encima”. En ese momento, y a lo largo de toda esa frase, Lopetegui ya está inconsciente.

4) Punto fundamental: esa pequeña e imperceptible frase final ya balanceándose. Parece decir “y tú”, para después caer. Fíjense. Dice “y tú”. Y se lo dice a la máquina multifuncional que, a nuestro juicio, no está capacitada para escuchar a Lopetegui.

5) Más que el desmayo en sí, nos destroza su pequeña inclinación hacia delante justo antes de caer. Parece buscar un apoyo con las manos. Lo que sea. Si hubiese un trozo de hierro al rojo vivo se agarraría a él. El ex guardameta intenta no caerse. Se cosntriñe con las hojas y su cerebro ya está inconsciente.

6) La caída. El pobre hombre es vencido. Los músculos, sin apoyo cerebral, no pueden sostener el cuerpo de Lopetegui, que deja caer los brazos y los papeles.

7) Los pies. La caída es de película. ¡Preparen la colchoneta!

8) Durante la caída se oye “Cuidado”, como si fuese un árbol recién talado.

9) La entrada del presentador. “Vaya”. Le falta añadir, “buen intento Lopetegui”. Y apartar su cuerpo inconsciente con el pie.

10 ) Se van a publicidad y el presentador agachado de fondo. Parece decir: “Lopetegui, vuelve”.

Sin duda, uno de los momentos inolvidables que nos ha dado la telesivión. Seguiremos informando.

Anuncios
Análisis de la irrealidad: "El desmayo de Lopetegui"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s